Sistema Leasing


  • La ventaja esencial de optar por el sistema Leasing reside en que para gozar de las instalaciones no se requiere de capital inicial. Solo se abona una cuota mensual de alquiler que solventa y asegura el correcto funcionamiento de las instalaciones durante toda la vida del contrato.

 

  • El formato del sistema Leasing resulta especialmente adecuado para aquellas empresas que no desean inmovilizar capital en activos fijos para gozar del uso de equipamientos y tecnologías de generación limpia. De esta manera, el cliente no abona amortizaciones, no paga impuestos por los equipos, mejora su rentabilidad global y puede además aumentar sus disponibilidades en activo circulante.

 

  • El sistema Leasing puede aplicarse a cualquier tecnología de generación de energía renovable, y en la mayoría de los casos, el precio del alquiler queda cubierto por el ahorro que significa el uso de la tecnología utilizada en sustitución de los sistemas convencionales.